El Tribunal General de la Unión Europea permite el registro del diseño de la barra de labios de Guerlain como marca

by Vanessa Guzek

El pasado miércoles, 14 de julio, el Tribunal General de la Unión Europea anuló una decisión anterior de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (“EUIPO”) y de su Sala de Recurso de 2 de junio de 2020 (asunto R 2292/2019‑1), que denegaron el registro de la forma tridimensional del estuche de la barra de labios de la marca francesa Guerlain como marca europea por considerar que el diseño del envase tridimensional no tiene el carácter distintivo necesario para servir de marca conforme el artículo 7, apartado 1, letra b) del Reglamento (UE) 2017/1001, considerando  que las barras de labios habituales en el mercado no eran significativamente diferentes, ya que, según la EUIPO, todos tenían forma cilíndrica y los consumidores estaban acostumbrados a los envases de forma ovalada. Además, la Sala de Recurso consideró que, aun suponiendo que la marca solicitada fuera diferente de todas las demás formas de barras de labios existentes en el mercado, era habitual encontrar múltiples formas y que las características específicas de la marca no permitían distinguirla de manera significativa de las demás formas habitualmente presentes en dicho mercado, de modo que se percibiera como una variante de éstas.

En su sentencia del 14 de julio de 2021, el Tribunal General de la UE consideró que la marca representada en la solicitud de Guerlain si tiene, de hecho, carácter distintivo “porque se aparta significativamente de la norma y de los usos del sector de las barras de labios”, y se centró específicamente en dos puntos para fundamentar su decisión:

En primer lugar, el tribunal sostuvo que “la apreciación del carácter distintivo de una marca de la UE no se basa en la originalidad o en la falta de uso de la marca en el ámbito de los productos y servicios de que se trate”, y más aún, “la mera novedad de [una] forma no es suficiente para concluir que existe carácter distintivo”. Al mismo tiempo, el tribunal afirmó que ” una marca tridimensional construida por la forma del producto cuyo registro se solicita debe necesariamente apartarse de manera significativa de la norma o de la costumbre del sector de que se trate para que tenga carácter distintivo, por lo que la mera novedad de dicha  forma no es suficiente para concluir que existe tal carácter, ya que el criterio decisivo es la capacidad de dicha forma para cumplir la función de indicar el origen comercial.”

En segundo lugar, el tribunal declaró que el hecho de que tengan un diseño de alta calidad no significa, por sí solo, que la forma tridimensional de esos productos pueda distinguirse de los productos de otros en el mercado. Aunque el tribunal afirmó que es apropiado tener en cuenta “el aspecto estético de una marca”, tal consideración no equivale a una valoración del “atractivo del producto en cuestión” y, en cambio, se hace con el fin de determinar “si el producto es capaz de generar “un efecto visual objetivo e inusual producido por el diseño específico de dicha marca […] para el público pertinente”, y, por tanto, de diferenciarlo de otros productos del mercado.

Como resultado de sus conclusiones anteriores, el Tribunal General de la UE consideró que la forma de barra de labios de Guerlain es “inusual para una barra de labios y difiere de cualquier otra forma existente en el mercado”, lo que permite al Tribunal declarar que la marca tiene carácter distintivo y puede registrarse en la EUIPO para su uso en productos de “barra de labios”.

Eleonora Rosati, catedrática de Derecho de la Propiedad Intelectual y directora del Instituto de Propiedad Intelectual y Derecho de Mercado de la Universidad de Estocolmo, afirma que la decisión del Tribunal General “representa un resultado sensato y aporta algunas noticias refrescantes a los solicitantes de marcas que quieren registrar marcas de forma o menos convencionales”. También es un avance especialmente bienvenido para la industria de la moda, dice, ya que “en los últimos 2-3 años, por sí solos, las cosas han sido bastante sombrías para las solicitudes de marcas relacionadas con tales signos”. Por ejemplo, señala que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea “sostuvo que la marca de patrón de superficie de Birkenstock carece de carácter distintivo (C-26/17 P); LVMH aún no ha podido conseguir el registro de su patrón Damier Azur (aunque las cosas pueden mejorar ahora; T-105/19); la forma de Moon Boots puede estar protegida por derechos de autor (en Italia), pero hasta ahora no ha tenido éxito en el frente de registro de marcas (1093/2019-1); y la marca de posición de Buffalo Boots aún no se ha considerado registrable (2167/2019-1)”.

 

Related Posts

Escribe tu comentario