Protección del diseño en la UE

by Vanessa Guzek

Mediante el presente artículo queremos explicar de forma sencilla las diferentes formas  de cómo se puede proteger un diseño en la Unión Europea. La protección de los diseños garantiza el derecho exclusivo a utilizarlos. Esto incluye, en particular, la fabricación, la oferta, la comercialización, la importación, la exportación o la utilización de un producto en el que se incorpore el diseño o al que se aplique.

Se puede solicitar la protección del diseño para la apariencia de todo o solo parte de su producto. El diseño se deriva de las características de las líneas, los contornos, los colores, la forma, la textura de la superficie y/o los materiales de su producto.

Requisitos para la protección de los diseños

Los requisitos para la protección de los diseños son la novedad y el carácter singular.

  • Un diseño es nuevo si no se ha divulgado antes un diseño idéntico. Si dos diseños difieren sólo en detalles inmateriales, seguirán considerándose idénticos.
  • Un diseño posee carácter singular si la impresión general que transmite al usuario informado difiere de la transmitida por cualquier otro diseño anterior.

La Unión Europea ofrece una combinación de protección para los diseños de moda con un derecho no registrado a corto plazo y un derecho registrado a largo plazo. Gracias a esta protección de los dibujos y modelos comunitarios, el diseño está protegido en toda la Unión Europea (a excepción del Reino Unido desde el Brexit). Se puede presentar una única solicitud ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea “EUIPO” con sede en Alicante.

Diseños no registrados 

Los dibujos y modelos comunitarios no registrados (“UCDs”) proporcionan una protección automática y a corto plazo (hasta tres años) en toda la UE contra la copia de nuevos diseños. No es necesario registrarlo ni pagar ninguna tasa. Un UCD protege su diseño automáticamente tras su publicación. No es renovable una vez expirado el plazo de protección.

Diseños registrados 

Además de los UCDs, la UE ofrece protección para los dibujos y modelos comunitarios registrados (“RCDs”). Los RCDs sólo pueden obtenerse mediante una solicitud a la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (“EUIPO”).

También se dispone de un año para registrar el diseño a partir de la fecha de su publicación y puede renovarse hasta un plazo máximo de veinticinco años, siempre que se renueve cada cinco años.

Mientras que cualquiera que haga valer un diseño no registrado tiene que demostrar que se ha producido una copia, la protección de los RCDs permite al titular de los derechos actuar contra los productos de terceros que se limitan a crear la misma “impresión general” que el diseño registrado, independientemente de que se haya demostrado la existencia de una copia o no. De este modo, los RCDs proporcionan un verdadero derecho de monopolio, con una barrera de aplicación notablemente inferior a la de los diseños no registrados.

Impacto del Brexit

Desde el Brexit, todos los RCDs existentes se han “copiado” en el Registro de Dibujos y Modelos Registrados del Reino Unido para que la protección del diseño registrado no se pierda para los titulares del derecho en el Reino Unido. Como derechos británicos totalmente independientes, pueden ser impugnados, cedidos, licenciados o renovados por separado del RCD original. El Reino Unido también cuenta con su propia forma de protección de los diseños registrados, los “UK Registered Designs” (“UKRDs”). Los UKRD sólo pueden obtenerse presentando una solicitud ante la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido.

Además, desde el Brexit, la protección de los diseños no registrados ya no se aplica en el Reino Unido. Se ha creado un nuevo “SUD” británico (“diseño suplementario no registrado”) para los diseños publicados por primera vez a partir del 1 de enero de 2021. Sin embargo, el Reino Unido también ofrece protección automática para todos los nuevos diseños, durante 10 años desde la primera publicación o 15 años desde su creación.

La UE y el Reino Unido exigen que la primera publicación mundial del diseño tenga lugar en el territorio de la UE o del Reino Unido, respectivamente, para que dicha protección no registrada se mantenga. Por lo tanto, es importante que las empresas elijan dónde comercializar sus nuevos productos.

De ello se desprende que las marcas/diseñadores que participen en eventos de la UE recibirán protección de los diseños en la UE, pero no en el Reino Unido. Del mismo modo, las marcas/diseñadores que lancen sus nuevos diseños en el Reino Unido recibirán automáticamente la protección de los diseños no registrados en el Reino Unido, pero no la protección de los diseños en la UE.

Todavía no está claro si la publicación simultánea de un diseño en el Reino Unido y en la UE, permite la protección en ambas jurisdicciones. Hasta que los tribunales lo aclaren, existe el riesgo de que la publicación simultánea extinga inadvertidamente ambos derechos, ya que ninguno de ellos podría alegar que se trata de la primera publicación mundial del diseño.

Related Posts

Escribe tu comentario