Aplicación de la excepción de “copia privada” al almacenamiento en la nube

by Vanessa Guzek

“La excepción denominada de “copia privada” con arreglo a la Directiva sobre los derechos de autor se aplica al almacenamiento en la nube (cloud) de una copia con fines privados de una obra protegida”, así lo ha decidido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (en adelante “TJUE“) en su sentencia del pasado jueves, 24 de marzo de 2022.

Se trata de la sentencia del caso Austro-Mechana (C-433/20) sobre derechos de autor y copia privada.

Austro-Mechana es una sociedad de gestión colectiva de derechos de autor que, entre otras cosas, administra los derechos de uso y de compensación legales adeudadas en virtud de la excepción de copia privada conforme el artículo artículo 5, apartado 2, letra b de la Directiva 2001/29. Austro- Mechana presentó contra Strato AG, un proveedor que ofrece servicios de almacenamiento en cloud una demanda ante el Tribunal de lo Mercantil de Viena (Austria) para el pago de esta compensación. La demanda fue desestimada por considerar que Strato AG no vende soportes de grabación a sus clientes, sino que les presta un servicio de almacenamiento en línea.

El Tribunal Superior Regional de Viena, que conoce del recurso de apelación, ha planteado al TSJUE la pregunta si el almacenamiento de contenidos en el marco de la computación en la nube está comprendido en el ámbito de aplicación de la excepción de copia privada prevista en el artículo 5, apartado 2, letra b), de la Directiva 2001/29.

A la cuestión planteada, el TJUE ha declara que la excepción de copia privada se aplica a las copias de obras en un servidor en el que el proveedor de un servicio de computación en la nube pone un espacio de almacenamiento a disposición de un usuario. No obstante, los Estados miembros no tienen la obligación de someter a los proveedores de servicios de almacenamiento en la nube al pago de una compensación equitativa por dicha excepción, siempre que se prevea de otra manera el pago de una compensación equitativa en favor de los titulares de derechos.

En cuanto a la cuestión de quién tiene que pagar la compensación equitativa, es, en principio, la persona que crea la copia privada, es decir, el usuario de los servicios de almacenamiento en la nube.

No obstante, cuando existan dificultades prácticas para identificar a los usuarios finales, los Estados miembros podrán introducir un canon por copia privada que deberá pagar el productor o importador de los servidores a través de los cuales se ofrecen los servicios de computación en nube a los particulares. Ese canon se repercutirá económicamente al comprador de dichos servidores y, en última instancia, será soportado por el usuario privado que utiliza dichos dispositivos o al que se le preste un servicio de reproducción.

Por consiguiente, la Directiva 2001/29 no se opone a una normativa nacional que no somete a los proveedores de servicios de almacenamiento en la nube al pago de una compensación equitativa, siempre que esa normativa prevea el pago de una compensación equitativa de otra manera.

Al fijar el canon por copia privada, los Estados miembros pueden tener en cuenta la circunstancia de que determinados aparatos y soportes pueden utilizarse para realizar copias privadas en el marco de la computación en la nube. Sin embargo, deben asegurarse de que el canon abonado de este modo, en la medida en que grava varios aparatos y soportes en el contexto del proceso único de copia privada, no exceda del perjuicio potencial sufrido por los titulares de los derechos.

 

 

Related Posts

Escribe tu comentario